Por qué y para qué son imprescindibles las cámaras de seguridad

Vamos a hablar esta vez de un elemento de seguridad que es prácticamente omnipresente cuando hablamos de vigilancia, control, seguridad, y tranquilidad, tanto en el hogar como en la empresa. Nos referimos a las cámaras de video vigilancia, que son un elemento imprescindible hoy en día para proteger cualquier empresa, finca, comercio, bodega, o domicilio.

 

Las cámaras para la seguridad nos facilitan una monitorización constante de cualquier punto de nuestro interés, por lejano, inaccesible, o recóndito que este sea. Una cámara de vigilancia permite estar "presente" en el escenario donde puede estar produciéndose cualquier tipo de fechoría, robo, o actividad ilícita que queremos evitar.

6 buenos motivos por los que utilizar cámaras de vigilancia:

  •  Una cámara es, claramente, un elemento disuasorio que ahuyenta de su acción a los malhechores. Desde el momento en que el ladrón o el atacante percibe la presencia de una cámara que lo vigila, sus acciones estarán claramente condicionadas, y esto le hará pensar dos veces si cometer o no cometer la acción que pretendía realizar.
  • Es también un testigo incómodo en caso de que esa acción efectivamente se haya producido. Una cámara de videovigilancia permite identificar a la persona o personas atacantes, permite ser testigo fiable en acciones legales contra esos individuos, da una evidencia y clara ventaja. Contar con una grabación de cámara con el hecho de no tenerla puede marcar la diferencia.
  • Una cámara control permite también identificar y facilitar el acceso a vehículos y personas, reconociéndolas a distancia y permitiéndoles el paso o el tránsito por sus instalaciones. La cámara le permite a ud. necesitar menos personal de seguridad, y al personal existente realizar sus tareas de una manera más eficaz, cómoda y rápida. Un solo vigilante puede estar virtualmente en muchos sitios a la vez y realizar su tarea prácticamente como si estuviera allí mismo.
  • Si tiene usted un negocio, una cámara le posibilita monitorizar el comportamiento de sus clientes, sus pautas de movimiento alrededor de su tienda, los productos que visitar más frecuentemente, los que por el contrario apenas visita, los obstáculos que impiden su circulación… Y todo ello puede ser utilizado para mejorar sus cifras de negocio, para enseñar a su personal a mejorar su trabajo, y a identificar problemas de un modo no intrusivo ni estando presente delante de sus clientes molestándoles.
  • Aunque parezca un contrasentido, una cámara puede servir para vigilar a sus propios empleados. No son infrecuentes los casos en los que una cámara de seguridad vigilando la caja registradora, las entradas almacenes y bodegas, o el acceso de mercancías, permite comprobar dónde, cómo, y quién está realizando mal su trabajo o sustrayendo mercancías, o incluso robando dinero de la caja.
  • Por último una cámara puede servir para defenderse de falsas quejas de consumidores, de situaciones en las que necesite demostrar responsabilidades en un juicio, como testimonio del comportamiento de sus empleados, o del buen funcionamiento de maquinaria o servicios a su cargo en caso de una reclamación fraudulenta.

Por estos cinco puntos, bastante convincentes, y por otros múltiples motivos, es muy adecuado contar con cuántas cámaras sea necesario, conectadas a un sistema de grabación permanente que le permita a usted monitorear —ya sea en tiempo real, ya sea en grabaciones—, lo que ocurre adentro, afuera y alrededor de las zonas a proteger de su interés.

Tipos de cámaras de seguridad. Una para cada necesidad

Actualmente el mercado de cámaras para la seguridad cuenta con una enorme variedad de tipos de cámaras. Existen modelos adaptados a prácticamente cualquier necesidad que pueda usted tener:

  • Cámaras de interior, 
  • Cámaras de exterior resistentes a la intemperie,
  • Cámaras inalámbricas que permiten instalar este ojo electrónico en virtualmente cualquier punto donde haya conexión Wi-Fi,
  • Cámaras sumergibles,
  • Cámaras camufladas que son prácticamente invisibles al ojo no entrenado,
  • Cámaras térmicas para detectar por medio de cambios de temperatura,
  • Cámaras de infrarrojos para ver incluso en condiciones de nula iluminación,
  • Cámaras autónomas contra fallos de corriente eléctrica.

No dude de que si usted tiene una necesidad de vigilancia visual, ya existe una cámara adecuada para ello. En http://www.federalchile.cl/ con gusto podremos informarle de la cámara mejor adaptada a su necesidad.

 

Tan importante o más que esa cámara de vigilancia es el conjunto de accesorios y aparatos que rodean a esa función de cámara. Así, tenemos sistemas de grabación continua, de grabación redundante con copias de seguridad que evitan el robo de las cintas o discos de grabación, sistemas que permiten iluminar una zona en caso de presencia de personas, o incluso que avisan autónomamente a la policía o a los servicios de seguridad en caso de detectar cualquier anomalía en pantalla, y envían un mensaje directo al teléfono celular del propietario para comunicarle que algo está pasando en su propiedad.

 

Por todo ello, sin duda es una muy buena idea contar entre los elementos de seguridad de su propiedad con un buen equipo de varias cámaras conectadas a un sistema de control eficiente y seguro.